Eres el visitante  

Web Counters  

USUARIOS EN LÍNEA

 
 

Bienvenido Estás en Casas Encantadas

INTRODUCCIÓN

actualizado en Septiembre 2011

 

Aquí hay una larga lista de casas encantadas, lugares en los que los espíritus de personas que han fallecido en ese lugar han quedado atrapadas para siempre... y se manifiestan ...

Mansión Winchester


Casas raras y familias malditas hay pero como la Mansión Winchester creo que no, si lo descubro te lo diré, créeme. Estamos hablando de la famosa familia Winchester, Winchester Repeating Arms Company los creadores de los famosos rifles. En concreto hablaremos de Sarah Pardee (1839-1922) la mujer de prestigioso William Winchester y su desgraciada vida con el. Mujer bella y muy pretendida por los hombres, decidió casarse, pero al poco tiempo de ello sus vidas cayeron bajo la maldición de su marido. Todas las almas que sus rifles habían matado, les habían echado una maldición y el comienzo de ella fue la muerte de su primera y única hija a los 15 días de nacer por una extraña enfermedad llamada marasmo. Aquello no había echo más que empezar y la cordura de Sarah empezó a desvanecerse. Diez años después de la muerte de su hija, comenzó a levantar cabeza, su marido William Winchester falleció a causa de la tuberculosis, dejando a su esposa mas del 50 x 100 de las acciones de la compañía y más de 20 millones de dólares que por aquel entonces tendría para pasar toda su vida. Sarah estaba desesperada con todo lo ocurrido y los fantasmas no dejaban de perseguirla, así que contrató a una médium llamada Mina Crandon, conocida como Margery. Esta la dijo que su marido se había comunicado con ella y que debería salir de esa casa y marcharse al valle de Santa Clara para construir una mansión, donde ni de día ni de noche deberían de parar los martillos, para que las almas de todos los muertos por los rifles no pudieran hacerla daño. Estuvo 38 años construyendo la mansión, los que le restaron de vida y es una auténtica locura, ya que consta de unas 2000 puertas, 160 habitaciones, 7 pisos, 13 baño, dos espejos, 467 entradas, 6 cocinas, 47 chimeneas y lo curioso es la obsesión de esta mujer por el 13:
Hay 13 baños (al decimotercero se llega subiendo 13 escalones, y cuenta con 13 ventanas), todas las rejillas de desagüe tienen 13 agujeros, muchas ventanas están compuestas por 13 paneles, el pavimento de la entrada está dividido en 13 sectores, y en el dormitorio de Sarah hay un armario con 13 ganchos donde se colgaban 13 vestidos. Los que usaba durante sus sesiones de espiritismo. La lista de otros 13 es larga: 13 cúpulas de cristal, escaleras de 13 escalones, 13 partes en el testamento de la dueña de la casa, que fue firmado 13 veces.Murió a los 82 años y por fin descanso de todas aquellas almas que la hicieron trabajar tan duro para que no la mataran así poder cumplir ellas con su maldición. Ahora se llama Winchester Mystery House y puede ser visitada, por ejemplo todos los Halloween y los viernes 13, todo aquel que sea valiente puede entrar de noche en la misteriosa casa armado con una linterna., quien sabe si dentro de ella ahora también viva el fantasma de Sarah…

 

DATOS ÚTILES

525 South Winchester Boulevard, San Jose, CA 95128 (408) 247-2101.

Visita guiada: 21,95 dólares.

Todos los viernes 13 y la Noche de Halloween se realizan visitas nocturnas a la luz de linternas.

Apertura: de 9 a 17.30. Los fines de semana, hasta las 19.

En Internet

www.winchestermysteryhouse.com

LA HABITACIÓN 510

“Yo no sabía nada de la habitación, pero lo cierto es que una noche que me tocó sentí la opresión de otra presencia. La sentía continuamente en la ventana, intentando abrirla como si no pudiera hacerlo. No me podía quedar dormida porque me parecía cuando estaba en duermevela que alguien se inclinaba sobre mí. Pensé que eran mis nervios y una mala pasada de mi imaginación, pero resulta que al comentárselo a una compañera, ésta me dijo inmediatamente: ‘has estado en las 5l0. Allí sucede algo. No eres la única a la que le ha pasado’ “.
 

Esto es lo que contaba una de las azafatas de la compañía Aviaco que diariamente se alojan en el mítico hotel Corona de Aragón, hoy Melia Corona. Aseguran que la habitación 5l0 está encantada. Muchas no han sido capaces de pasar la noche allí, en medio de terroríficas voces y llantos de ultratumba. En este hotel, como muchos quizás habréis oído hablar alguna vez, fallecieron 79 personas en 1981 como consecuencia de un pavoroso incendio. Quién sabe, pero quizá los inquilinos de las 510 no pudieron salir del “coloso en llamas” y perecieron calcinados. Quince años después, sus espectros siguen morando en la habitación, buscando abrir las ventanas que aquel trágico día parecían selladas por el fuego abrasador, convirtiendo aquella y otras habitaciones en crematorios para vivos.

La imagen del Melia Corona está lejos, sin duda, de clásica imagen de una casa encantada. Allí no hay fríos salones ni enigmáticas y solitarias estancias. Ni escaleras de mármol interminables con frondosas telarañas de lado a lado. Aunque a qué negarlo: las mansiones victorianas y los castillos ingleses siguen siendo el escenario preferido por las “presencias invisibles” para aposentarse y campar a sus anchas.

 

EL FANTASMA DE DOROTHY

El 19 de Septiembre de 1936, fue un día importante, ya que dos reporteros de un periódico sacaron una foto a un fantasma, además nada ni nadie a podido detectar que dicha foto sea un fraude.

Todo sucedió dicho día cuando dos reporteros del periódico Country Live se dirigían a Raynham Hall que esta situada en el condado de Norfolk. Ellos iban hasta allí para realizar un reportaje de la villa, pero vieron otra cosa aún más insólita. Allí hay una mansión de la que ya sabían que había muchas leyendas sobre ella y accedieron a ella, y vieron como una figura fantasmal bajaba por las escaleras. Sin dudarlo uno de los reporteros saco una foto. Al llegar al estudio revelaron la foto y efectivamente lo que sus retinas había captado, también lo había echo la cámara, esa figura fantasmal bajando por la escalera. Volvieron a repetir el proceso varias veces y no había duda alguna se trataba de verdad de un fantasma, siempre salía la misma figura en la fotografía.

Dicha figura fantasmal empezó a conocerse por la "Señora marrón". Supuestamente este fantasma corresponde a Dorothy Walpole, la hermana de Robert Walpole que fue Primer Ministro de Inglaterra.

Después de la muerte de Dorothy comenzaron dichas apariciones fantasmales, los empleados fueron investigados por separado y todos dicen lo mismo, es Dorothy bajando la escalera y siempre viste con ropas en tonalidades marrones.

Esta fotografía fantasmal es la más popular de la parapsicología ya que los estudios demostraron que no era ningún fraude.

ANTICUARIO MALDITO

En la calle Marqués del Monasterio nº 10, en el distrito central de Madrid podemos encontrar un anticuario llamado "Baúl del Monje" Dicen que esta encantado ya que dentro de la tienda ocurren cosas que no tienen explicación. Los objetos se caen de las estanterías sin que nadie las toque, se ven figuras, se oyen ruidos pero siempre que pasan este tipo de fenómenos, no hay nada que los justifique.

Dicen los propietarios de la tienda que allí hay fantasmas y conviven con ellos en la vida diaria. En ocasiones los fenómenos ocurren delante de los clientes, y estos salen despavoridos al ver como empiezan a caer objetos de las estanterías sin ninguna explicación. Las lámparas se mueven solas, objetos que cambian de lugar sin que alguien aparentemente visible los mueva, los grifos se abren y se cierran solos, a veces huele de repente huele a podrido otras a flores frescas. Una vez uno de los dueños tiro a la basura una cabeza de carnero por que parecía que tenía vida propia y después de haberla tirado la encontraron de nuevo en la puerta de la tienda.

En la trastienda los dueños  van guardando las cosas que el poltergeist  rompe como por ejemplo un crucifijo al que una fuerza desconocida arranco de la madera y lo partió en dos, sillas, mesas, tazas... todas rotas y un sin fin de cosas más. 

Se cree que uno de los enseres antiguos de la tienda esta encantado y por eso se desencadenan este tipo de sucesos insólitos.

Hay una cosa curiosa y es que en el escaparate hay un reloj que marca el paso de las horas, no seria curioso si no por que la maquinaria del reloj esta estropeada.

 

 

EL MUSEO ÁRABE DE LOS MUERTOS

En Cáceres e encuentra la casa Museo árabe Yusuf Al Borch. Es un viejo caserón de dos plantas. Para los que quieran visitarlo esta en la C/ Cuesta del Marqués nº 4, en las inmediaciones de la plaza San Jorge.

Al museo popularmente se le conoce como “La casa de la muerte” este se hizo famoso por los sucesos extraños que se desarrollaron en su interior a principios del año setenta.

Una familia se instaló en el museo pero la tranquilidad duro poco ya que se oían golpes extraños, las ventanas se abrían y cerraban solas, los muebles se movían solos de un lado a otro del museo.

Se decía que el museo estaba embrujado y corría de boca en boca de los extremeños, pero la familia De la Torre no tuvo ningún miedo de asentarse en el edificio. Este matrimonio tenía dos hijos José Luís y Ángel y durante el mes de Agosto de 1984 la maldición del museo árabe recobro toda su fuerza y los dos chicos fueron protagonistas de muchos de los sucesos extraños que ocurrieron dentro de la casa.

José Luis y Ángel fueron testigos de toda clase de sucesos que como hacía ya muchos años siempre empezaban a producirse a la misma hora.

Contaban los chicos entonces que oían ruidos de pisadas y que más de una vez las pisadas llegaban hasta la habitación donde dormían, estas se acercaban tanto que incluso llegaron a pararse delante de la colchoneta donde dormía José Luís.

También recordaban que un día los golpes y ruidos eran tan sumamente fuertes que salieron todos corriendo a la calle llenos de temor por lo que estaba pasando allí dentro.

En algunas de las habitaciones las puertas de los armarios se abrían y cerraban solas.

Dicen que pasaron mucho miedo al no tener ninguna explicación lógica a todo lo que estaba sucediendo.

Estos sucesos ocurrían tanto de noche como de día contaba José Luis dijo una vez que el  patio había una maceta que pesaría unos ocho kilos, y que  todos los días se la encontraban tirada en el suelo.

Todo parece indicar según las leyendas populares, que allí hubo varios asesinatos en épocas pasadas y asocian estos hechos de sangre con todos los sucesos que acontecieron en esa casa.

 

LA CASA SANGRANTE

En los meses de verano del año 1985. la casa de la familia Castaño fue titular en los periódicos.

Los titulares eran: “Extraña aparición de sangre en una vivienda”, “Que nadie se ría, la sangre a brotado de las paredes y suelo” y cosas así. La familia Castaño vivía en el nº 28 de la C/ Gabriel y Galán en la localidad de Arroyo de la Luz en Cáceres.

Esta aparición de sangre en las paredes de la casa, apareció durante la madrugada del 9 al 10 de Agosto.   El padre de dicha familia se llamaba Eleuterio Castaño y vio como por el suelo y las paredes de su casa brotaba un líquido rojizo brillante ante sus ojos, “la casa estaba sangrando”.

Eleuterio no podía creer lo que estaba viendo, estaba aterrado por la escena y llamo directamente al cuartelillo de la Guardia Civil.  Cuando estos llegaron el fenómeno había cesado, pero en las paredes y suelo había mucha sangre. La Guardia Civil no sabía que hacer así que llamaron al alcalde que en breves minutos se presento en la casa. El alcalde decidió llamar al médico del pueblo con el fin de que atendieran a algunos miembros de la familia que estaban en autentico estado de shock . El médico declaró que entro en la casa y asistió a una mujer que estaba muy nerviosa y que nadie se ria porque la sangre brotaba de las paredes de la casa.

La conmoción era evidente entre los vecinos de Arroyo de la Luz y los curiosos se acercaban a la casa para ver algo que no podían creer, entre ellos Enésimo Tato que contaba que esa madrugada él estaba en Guadalupe por que era el día grande de Extremadura. Y que al día siguiente se presento allí y pido comprobar como efectivamente había sangre en las paredes y suelos de la casa, ya a esas horas seca, pero allí estaba. Contó que en algunos pueblos hablan y comentan que la sangre puede ser de las tuberías por que cerca había un matadero de cerdos, el tema es que si fuera así la causa de la sangre quedaría justificada, pero desde hace tres años el matadero no ejerce.

Los vecinos decían que la sangre era de una de las hijas que había tenido un aborto, otros decían que eran seres del más allá que estaban intentando comunicarse con nosotros.

Fuera cual fuera el motivo por el cual la sangre había brotado en casa de los Castaño el Señor Eleuterio zanjo el asunto de raíz y sin dar explicación alguna a nadie. Al poco tiempo “La casa sangrante” cayó en el olvido y nadie volvió a comentar nada sobre ella.

 

LLUVIA DE PIEDRAS

En Galapagar (Madrid) ocurrió un suceso insólito que puso en vilo a mucha gente. En la calle de San Gregorio al lado de la salida de dicha localidad podemos encontrar una carpintería metálica.

Los trabajadores fueron testigos de lo paranormal un 25 de Julio de 1984, cuando estaban trabajando como cadi día, algo irrumpió en el taller "Estaban cayendo piedras en el tejado". Todos salieron corriendo a la calle a ver que sucedía pero no vieron más que a unas niñas jugando alrededor del taller, las preguntaron su habían sido ellas las que tiraban las piedras, a lo que ellas contestaron que no, aunque era evidente que ellas no podían tirar esas piedras hasta el tejado ya que eran de un tamaño considerable y además pesadas.

Los trabajadores estuvieron cuatro días intentando buscar al culpable de los sucesos, pero no hallaron nada. Además todo se a peor ya que las piedras que caían eran aún más grandes y se estrellaban en el tejado aún con más fuerza y empezaron a agujerear el tejado y a romper cristales.

 El taller estaba construido de tal forma que todos los trabajadores podían verse, de esa manera podían saber que ninguno de ellos era el culpable. Llegaron a esconderse en los alrededores a ver si conseguían ver algo, incluso se subieron al tejado y lo único que pudieron ver era como las piedras se materializaban antes de caer sobre el tejado del taller sin poder ver la trayectoria de la misma.

Y todavía la cosa empeoró más ya que no solo caían las piedras sobre el tejado si no que además las piedras salían disparadas desde dentro del taller hacía la calle, delante de las propias narices de los trabajadores, las piedras salían disparadas hacía la calle echando los cristales rotos fuera.

En estos extraños casos siempre aparece gente experta en estas materias, pero ninguno de ellos consiguió averiguar nada.  Desesperados por la situación decidieron llamar a la Guardia Civil. Rafael de Juan el dueño de la carpintería les aviso y pasaron por allí unos días y seguía pasando lo mismo en presencia de ellos también.

Pero repentinamente todo acabó y los sucesos cesaron, de estos fenómenos solo queda la constancia en unos documentos en el cuartelillo de la Guardia Civil de Galapagar.  

 

LA CASA ENCANTADA DE LOS MONTROIG

Corría en año 1935 cuando Enrique Montroig Mendoza, vivía en la calle Francisco Giner nº 43 en Barcelona. Este trabajaba como vigilante nocturno y se marchó de casa a trabajar. Su mujer y sus dos hijos se acostaron a eso de las diez de la noche y cerca de las once unos golpes secos sobresaltaron a la familia, los golpes retumbaban en las paredes de la casa. El hijo mayor que también se llamaba Enrique decidió levantarse a ver que pasaba en el salón de su casa, por que pensaba que a lo mejor les estaban robando… pero no fue así, se quedó inmóvil al ver que no había nadie y de repente uno de los cajones del armario salió despedido por lo aires contra la pared. Esto fue de la noche del 10 al 11 del mes de Febrero, todo parecía indicar que un poltergeist estaba en su casa. Enrique y Juan que así era como se llamaba su segundo hijo, salieron a buscar al sereno para ver si el les podía ayudar, cuando llegó todo el mundo estaba en las escaleras de casa, pero los ruidos y movimientos de cosas habían cesado. Al día siguiente el cabeza de familia se dirigió a la policía para denunciar lo que había pasado y la policía le envió a su casa a dos agentes para que la inspeccionaran, pero no encontraron nada. A las 7 de la tarde del día siguiente ósea 12 de febrero, la gente del inmueble en la calle Francisco Giner nº 43 salió a la calle espantada por los ruidos, estruendos que se estaban produciendo. En la casa de los Montroig ocurrían cosas extrañísimas, una de las sillas del comedor se caía todo el rato, pero lo impresionante que después de caerse hacia atrás volvía a su posición normal. La lámpara empezó a dar vueltas de manera asombrosa y de repente comenzaron a salir piedras de ella, los cristales de las ventanas vibraban, retumbaban era totalmente asombroso todo lo que estaba pasando dentro de la casa. El reloj parecía que perdía vida ya que se paró en el instante en que todos estos fenómenos paranormales empezaron a suceder. Todo esto siguió hasta la madrugada, así que todo esto se vio reflejado en los periódicos, con grandes titulares que decían cosas como que los duendes habían invadido la casa para que estas no fueran habitadas y cosas así. Todo quedó sin explicación y se quedo en el fantasma de la Cuidad Condal.  

Las historias que ofrecen los poltergeist se centran típicamente en los sonidos, latidos, golpes, pasos, y la sacudida de camas, sin un punto de origen en concreto. Pero los investigadores creen que para que sea un Poltergeist, deben suceder tres fenómenos distintos: Cambios bruscos de temperatura, sonidos extraños y que se muevan objetos sin intención humana.  Muchas historias detallan objetos que son lanzados sobre los cuartos, muebles que son movidos, y hasta levitación de personas. Incluso se ha dicho sobre algunos poltergeist que hablan. La mayoría de las historias clásicas del poltergeist se originaron en Inglaterra, aunque la palabra en sí misma es alemana. Hay Poltergeist que a lo largo de los años siguen en la memoria de todos y desde aquí te quiero invitar a que los recuerdes o quizás los descubras.

EL EDIFICIO DEL DUENDE


Se le llama también el Poltergeist que salió de una hornilla, y su historia comenzó hace mucho tiempo, pero todavía esta presente en nuestro tiempo.
Ocurrió en Zaragoza el 27 de Septiembre de 1934, cuando en mitad de la noche sonó una terrible carcajada con aire maligno, que despertó a todo aquel de un buen susto cuando dormía. Eran las 5 de la mañana y todos salieron al descansillo de su casa totalmente aterrorizados a ver que sucedía. Todos se miraban extrañados y aterrados por aquella carcajada, buscaron, no sabían el que pero buscaron a ver de donde podía a ver salido aquello pero no encontraron nada ni nadie. Pasaron varias semanas y todo aquello se olvido, pero el 19 de noviembre de ese mismo mes, también de madrugada se oyó un silbido muy fuerte y después un largo y profundo lamento que duró varias horas. Se dice que uno de los vecinos dijo que aquella voz tan maligna quejándose parecía la de un duende. Desde ese día el inmueble quedó bautizado como "El edificio del duende". Además en la entrada puede verse un cartel. Dicho inmueble está en la calle Gastón de Gotor Nº 2, por si quieres ir a visitarlo. Cuentan que el duende era muy hablador y por cuenta de los vecinos que allí vivía sabemos cosas como estas:  Una chiquilla de 16 años que trabajaba como sirvienta en uno de los pisos del inmueble se disponía a encender el hornillo para cocinar y al meter la vara dentro de el para remover las cenizas, se oyó desde dentro del hornillo una voz muy ronca que dijo !Que me haces daño! La chica no salía de su asombro, pensó que no que había oído no era real, así que de nuevo  metió la vara dentro del hornillo y nuevamente la voz le contestó lo mismo, asustadísima corrió en busca de una vecina ya que sus jefes no estaban en casa, para que ella también lo oyera. Cuando la muchacha y la vecina entraron en la cocina bajaron la luz y todo quedó en penumbra a lo que el duende respondió !Luz que no veo! Estas no podían creérselo y salieron corriendo a buscar hombre de la casa el Señor Grijalba y nada más entrar en la cocina pudo escuchar la voz del duende. A l lugar también acudió el matrimonio Palazón que eran los dueños del inmueble, introdujeron la vara dentro del hornillo y todos pudieron escuchar como el duende se quejaba. Como era de esperar a la mañana siguiente la noticia del duende había corrido por todo Zaragoza y hasta el mismísimo arquitecto se presentó en el lugar con algunos operarios que revisaron el inmueble de arriba abajo y de abajo arriba, para no encontrar nada anormal allí.  Los Grijalba llamaron a un albañil para que midiera  el hueco de la chimenea, pero antes de poder hacerlo el duende le dijo !Quince centímetros! El albañil no podía creérselo así que sacó el metro y midió, y efectivamente media quince centímetros, este salió corriendo de allí y no volvió nunca más. Entre tanto murmullo y gente curiosa que se acercaba al lugar, hizo acto de presencia la guardia de asalto y nada más entrar en la cocina el duende dijo ¿Para que tanto policía? Estaban asustadísimos todos, incluso alguno de ellos saco su arma reglamentaria, aunque no tenía donde disparar. La policía no sabía que hacer y optó por buscar algún gracioso, pero quedó descartado ya que peinaron todo el inmueble y no encontraron nada. Se cortaron tuberías y la voz seguía hablando y decía que !Cuanta policía que cobardes! El duende que hablaba desde una hornilla llegó hasta Londres, este mismo fue el titular que publicó el mismísimo Times. Todos estaban en tensión así que la Dirección General de Seguridad ordenó desalojar el edificio a lo que el duende respondió !Adiós, Adiós! El Director del psiquiátrico de Zaragoza también se presentó allí y después de analizar el lugar ya vacío dijo que podía deberse a un fenómeno de ventriloquia inconsciente. La primera sospechosa y después acusada fue la joven sirvienta, ya que era humilde y fue la que dio la voz de alarma de todo aquello. El Señor Grijalba estaba desesperado y como recurso al problema llevó a un sacerdote a escondidas para que le practicara un exorcismo al hornillo, pero cuando el duende comenzó  a hablar, el sacerdote salió corriendo  como muchos ya habían hecho antes.  Se hicieron muchas investigaciones y no se pudo dar explicación alguna al fenómeno, así que como todo el mundo hablaba sobre Zaragoza, el gobernador de provincia por aquel entonces Otero Mirelis, hizo un comunicado en la prensa con la siguiente declaración:
 "Son muchos ya los días que se esta tratando la cuestión del duende, sin que se haya puesto la menor dificultad a la exposición de las más variadas noticias y comentarios, que no han tenido otra virtualidad que la de colocar a Zaragoza en un plan de actualidad, no sabemos si beneficioso o perjudicial. Con objeto de evitar ridículos y situaciones no gratas creo que será prudente y necesario silenciar el asunto del duende"  Se dice que la hornilla no calla y la pobre sirvienta fue desterrada a su pueblo y acusada injustamente de ser la causante de aquel fenómeno.


 

EL POLTERGEIST DE ENFIELD
 
 Todo comenzó en Londres, en una de las barriadas más humildes de Enfield a finales de Agosto de 1977. Allí vivía una mujer llamada Peggy Harper de 40 años con cuatro hijos y divorciada. Acababa de acostar a dos de sus hijos, Janet de 10 años y Pete de 11 cuando empezaron a quejarse de que su cama no paraba de moverse. Ella al oír los gritos fue de inmediato a su habitación y vio que no pasaba nada, les dio las buenas noches de nuevo y apagó la luz. Al salir de la habitación oyó fuertes ruidos y de inmediato la volvió a encender y pudo comprobar que todo estaba bien, así que de nuevo apagó la luz y al hacerlo otra vez empezaron unos ruidos tremendos, volvió a encender y pudo comprobar como un baúl que había dentro de la habitación se estaba moviendo solo y cuando paro de moverse lo empujó de nuevo a sus sitio y al darse la vuelta el baúl volvió a moverse. Los niños asustados solo querían salir de allí , así que la señora Harper les llevó abajo. Esta asustada miró a ver si sus vecinos estaban despiertos y llamó a su vecino de al lado para que le ayudara a registrar su casa, sin encontrar nada pero al poco rato se pudieron escuchar de nuevo los golpes con intervalos muy pequeños, unos de otros. Desesperada y aterrorizada llamó a la policía. Ellos fueron testigos de todos esos ruidos e incluso uno de los policías aseguraba que una de las sillas se desplazaba sola por toda la casa. Al día siguiente los fenómenos continuaban y eran más fuertes, ya que todos los muebles de la casa se movían sin cesar, los juguetes volaban y así durante 3 días. Al final decidieron que lo mejor sería llamar a la prensa para ver si ellos podían ayudar. Se pusieron en contacto con el Daily Mirror que les mandó a un redactor bastante experimentado, George Fallows, a un fotógrafo, Graham Morris, y a un reportero, Douglas Bence. Estuvieron dentro de la casa durante varias horas pero como no ocurría nada decidieron marcharse y justo cuando casi se estaban montando en su coche volvieron a sucederse toda clase de fenómenos, incluso un pequeño juguete le dio en la frente a uno de los reporteros y de eso tenían prueba ya que lograron sacar una foto pero al revelarlas vieron que el pequeño juguete no había salido, así que decidieron llamar a la sociedad para la investigación Psíquica en concreto a Maurice Grosse, que es el residente más cercano de Londres. Esto fue el 5 de septiembre y durante los próximos 3 días no ocurrió nada, pero el día 8 a eso de las 22:30 de la noche se oyeron ruidos muy fuertes en la habitación de Janet y Pete y cuando subieron vieron asombrados como una silla estaba suspendida en el aire y la niña estaba completamente dormida. A Grosse le pilló desprevenido y no pudo sacar ninguna foto de los sucedido pero una hora más tarde volvieron a escuchar ruidos fuertes, subió corriendo a la habitación y comprobó varios sucesos; un juguete volaba por la habitación sin que nadie visible lo lanzara, sintió un gran escalofrío que le recorrió todo su cuerpo y las puertas de la habitación se abrían y cerraban solas.  El 10 de septiembre  el caso Enfield salió en todos los medios de comunicación, radio, televisión, prensa. Los fenómenos continuaron y se fueron agravando ya que sucedían cosas aún más extrañas: Las grabaciones que se hacían por medio de la BBC a las pocas horas se borraban, los objetos desaparecían y aparecían misteriosamente, en la casa había alteraciones en la luz y en el dormitorio se puso una cámara y a los pocos días apareció averiada. A la investigación se unió el escritor Lyon Playfair y los dos pasaron los siguientes dos años estudiando el caso, hasta que finalmente los sucesos cesaron. Los golpes se oían en toda la casa, los muebles iban de un lado a otro de la casa e incluso eran lanzados escaleras abajo. Se formaban charcos de agua en el suelo que misteriosamente desaparecían solos, o incluso fuego que se sofocaba solo. Las cortinas de la casa se retorcían solas como si el viento las sacudiera, pero todas las ventanas y puertas de la casa estaban cerradas, además según contaron los vecinos sucedieron casos de levitación en Janet. Su madre también fue testigo de cómo una de las cortinas de la habitación de la niña la agarraba el cuello intentando estrangularla. Pero uno de los sucesos más sorprendentes fue cuando la niña Janet entro en trance y de su garganta salió una voz muy áspera de un hombre mayor, diciendo cosas obscenas y decía que pertenecía a varias entidades. Una de esas entidades decía que pertenecía a una persona que había fallecido en esa casa .A la niña se le realizaron muchas pruebas y estuvo ingresada, después de los exámenes los expertos como el Profesor Hasted, jefe del departamento de física de la universidad de Birkbeck y varios investigadores más del SPR concluyeron al final que toda la supuesta actividad paranormal era fruto del engaño de Janet. Además durante las seis semanas que permaneció la niña en el hospital los sucesos pararon. Dicho esto se colocó una cámara oculta en la habitación de Janet y se observó como la niña intentaba doblar una barra de hierro con sus manos e intentando doblar cucharas. Además se observó también en la cámara como la niña saltaba en la cama para después comentar que había sido lanzada. Todo índica que fue una invención de la niña pero hay pruebas firmes y fuertes de que muchos de los sucesos que en esa casa sucedieron eran reales.
 



LA CASA DE "TÓCAME ROQUE"

Un caso de Poltergeist se produjo en Valencia en el año 1915. Fue en el número 7  de la plaza de Esparto. Allí habitaba la familia Colomero y en el entresuelo del inmueble, se escuchan ruidos y sonidos extraños. La familia estaba aterrorizada ya que estos ruidos y sonidos siempre se hacían oír a la misma hora.

Claro esta que la noticia fue de boca en boca y la gente se agolpaba en la plazuela frente a la casa encantada hasta altas horas de la noche.

Este echo empezó a ocurrir a finales de Mayo y en el mes de Junio, tuvo que hacer acto de presencia el gobernador Civil "Montilla" que ordenó a todos sus agentes a que se desplegaran por todo el inmueble. Esto llevó a que el 6 de Julio de 1915 intervinieran los fenómenos paranormales por primera vez en España. Hubo un despliegue de 40 agentes que registraron el inmueble y el veredicto fue que allí había dos camas, un armario que antes no lo era que divide dos casas y un tabique que vibra o debe vibrar por eso hay ruidos.

El caso es que lo ruidos fueron en aumento y no solo se producían en  la casa de los Colomero, si no que se fueron desplazando por las vigas del edificio, las escaleras y demás.

Alrededor de la casa había un tremendo cordón policial y detrás de él la gente se agolpaba allí con el fin de ver algo o escuchar algo, de ver la acción del "Duende" que era así como se dirigían a el. Había manifestaciones que acababan en peleas donde un día varios agentes resultaron heridos.

Todo esto llevó a que la cuidad se hiciera popular y en sus periódicos se reflejan la gran noticia "La casa de los ruidos" "La casa misteriosa" "La casa de Tócame Roque".

Las crónicas decían que había duendes o espíritus malignos los que hacían y producían esos ruidos y sonidos que aterraban a las gentes.

Y como era de esperar, las gentes acudían en masas a la iglesia con el fin de que todo acabara.  Los registros en la casa de los Colomero y las casas colindantes eran diarios con el fin de encontrar algo. El 8 de Julio de 1915 se corto el acceso a todo el mundo y se registro todo el barrio del Carmen donde estaba el inmueble, en el número 7 de la plaza de Esparto. Se colocaron micrófonos, se revisaron los alcantarillados, los pozos de todas las calles del barrio, pero todo fue inútil, no se encontró nada.

Nunca jamás se descubrió quién o que producía esos sonidos y ruidos pero de la misma manera que aparecieron, desaparecieron el 13 de Julio de ese mismo año.

LA RECTORÍA ENCANTADA

El día 10 de Julio de 1929 un periódico daba la noticia de que una rectoría en Borley (Inglaterra) estaba encantada, ya que se producían en ella misteriosos fenómenos paranormales.

Uno de los periodistas afirmaba que no solo había sonidos, si no que también había apariciones, figuras fantasmales, coches de caballos conducidos por cocheros decapitados, monjas, pisadas en habitaciones supuestamente vacías...

Esta rectoría estaba hecha de ladrillo, constaba de dos plantas y tenía 23 habitaciones. En pocos días la casona se convirtió en el centro de atención de todo el mundo. Ante tal bombazo, el periodista que dio la noticia, se vio obligado a llamar aun prestigioso parasicólogo llamado Harry Price.

El Señor Price realizó un examen a la rectoría y se encontró con que allí habían pasado muchas cosas no muy normales. Allí pasaron cosas muy trágicas, muertes y hechos que se escapan de la realidad. Según los datos históricos donde ahora se encuentra la rectoría, antes había un convento donde se produjeron muchos crímenes, el más conocido fue, el amor de una monja y un cura que para poder vivir su amor decidieron escaparse pero no lo consiguieron y les asesinaron a los dos, a ella la emparedaron en los muros del convento y a el le decapitaron. De ahí que en la rectoría se viera una figura fantasmal con hábitos religiosos.

Allí también vivió un sacerdote, pero los hechos insólitos no se produjeron al principio, con el paso de los años, empezaron a ocurrir cosas, experiencias paranormales, que los vecinos del pueblo de al lado corroboraron. 

Se oían toda clase de ruidos timbres, campanas, figuras fantasmales con hábitos por el jardín, las llaves de las puertas saltaban de las cerraduras, se oían pasos, volaban piedras, gritos desgarradores y un sin fin de cosas...

Una noche en la rectoría se hizo una sesión de espiritismo, entre los que estuvieron presentes: el Señor Price, el reverendo Smith su esposa y una médium. En dicha se sesión se presentó el espíritu del sacerdote Henry Bull, que fue el antiguo constructor y regente de la rectoría y les informó sobre todo lo malo que había sucedido en el interior del inmueble.

Una semana después el matrimonio Smith y el mismo Price abandonaron la casona. Todo lo que estaba pasando era cada vez más peligroso y agresivo, allí no se podía vivir.

La casona estuvo un año sola hasta que llego un nuevo inquilino, el primo del Henry Bull y su mujer Marianne. Pero de nuevo poco tardo en llegar el tormento de las manifestaciones, pero esta vez fueron más allá, además de ocurrir lo mismo, timbres, campanas, gritos etc. empezaron a aparecer pintadas en las paredes de la rectoría, como por ejemplo; "Marianne ayúdame por favor..." El primo de Henry Bull decidió volver a llamar a Price, el cual acudió a la llamada pero esta vez se trajo consigo bastante material: cámaras, cintas métricas, polvo para huellas, etc. además de 2 ayudantes para poder realizar mejor el trabajo.

A medida que pasaba en tiempo se encontraban con más mensajes en las paredes, pero ya no eran tan claros, parecían como que estaban encriptadas. Pero hubo un mensaje a modo de premonición, "Esta casa será pasto de las llamas"  Entre tanto Marianne empezó a trastornarse, así que abandonaron la rectoría. Así que Price decidió quedarse alquiló la casona durante un año y medio, puso un anuncio en un periódico buscando gente que fuera inteligente, intrépida y sin experiencia a lo que acudieron 48 personas, estas estuvieron todo ese años y medio escuchando y grabando cosas totalmente insólitas.

Hasta que el 27 de febrero de 1939 se cumplió la premonición a apareció en una de las paredes de la casa. En capitán W. H. Gregoson fue morador de la rectoría y dicho día se encontraba en la biblioteca de la rectoría cuando la lámpara de aceite que estaba en la mesa se estalló solo contra la pared, lo que llevo a que el inmueble fuera derrumbado por las llamas y por consiguiente lo tuvieron que demoler. Entre las ruinas se encontraron huesos humanos y contando que en el incendio no murió nadie, estos restos serían lo de la monja que se aparecía?

Eso se queda en interrogante, nunca se sabrás ya que hace tantos años no había los medios que hay ahora para poder identificar dichos huesos.

Pero lo insólito es q aún después de que se quemara el caserón y después de  su demolición seguían pasando cosas extrañas. Los obreros veían asombrados como los ladrillos de la casa volaban de un lado a otro. Ante esto un reportero de un periódico acudió a grabar con su cámara al lugar y capto como un ladrillo volando por los aires.

Price cerró el caso, dio sepultura a los huesos encontrados en el sótano  del inmueble. Posteriormente escribió dos grandes libros, murió en 1942 y en 1945 se publicó su segundo libro. Después se abrió una investigación donde decían  que todo lo ocurrido en la rectoría era mentira, aunque se hicieron otras investigaciones en una iglesia cercana y también se producían extraños sucesos, allí también se grabaron pisadas, golpes, gritos desgarradores...

Price dijo una vez que Borley ha sido, es y será el lugar más encantado de Inglaterra.

*Si algo esta claro creo yo que tantísima gente no iba a volverse paranoica de repente sería por algo y que los estudios afirman que dentro de la casa se grabaron más de 2.000 psicofonias. *

POLTERGEIST EN BARCELONA

Corría en año 1935 cuando Enrique Montroig Mendoza, vivía en la calle Francisco Giner nº 43 en Barcelona. Este trabajaba como vigilante nocturno y se marchó de casa a trabajar. Su mujer y sus dos hijos se acostaron a eso de las diez de la noche y cerca de las once unos golpes secos sobresaltaron a la familia, los golpes retumbaban en las paredes de la casa. El hijo mayor que también se llamaba Enrique decidió levantarse a ver que pasaba en el salón de su casa, por que pensaba que a lo mejor les estaban robando… pero no fue así, se quedó inmóvil al ver que no había nadie y de repente uno de los cajones del armario salió despedido por lo aires contra la pared. Esto fue de la noche del 10 al 11 del mes de Febrero, todo parecía indicar que un poltergeist estaba en su casa. Enrique y Juan que así era como se llamaba su segundo hijo, salieron a buscar al sereno para ver si el les podía ayudar, cuando llegó todo el mundo estaba en las escaleras de casa, pero los ruidos y movimientos de cosas habían cesado. Al día siguiente el cabeza de familia se dirigió a la policía para denunciar lo que había pasado y la policía le envió a su casa a dos agentes para que la inspeccionaran, pero no encontraron nada. A las 7 de la tarde del día siguiente ósea 12 de febrero, la gente del inmueble en la calle Francisco Giner nº 43 salió a la calle espantada por los ruidos, estruendos que se estaban produciendo. En la casa de los Montroig ocurrían cosas extrañísimas, una de las sillas del comedor se caía todo el rato, pero lo impresionante q después de caerse hacia atrás volvía a su posición normal. La lámpara empezó a dar vueltas de manera asombrosa y de repente comenzaron a salir piedras de ella, los cristales de las ventanas vibraban, retumbaban era totalmente asombroso todo lo que estaba pasando dentro de la casa. El reloj parecía que perdía vida ya que se paró en el instante en que todos estos fenómenos paranormales empezaron a suceder. Todo esto siguió hasta la madrugada, así que todo esto se vio reflejado en los periódicos, con grandes titulares que decían cosas como que los duendes habían invadido la casa para que estas no fueran habitadas y cosas así. Todo quedó sin explicación y se quedo en el fantasma de la Cuidad Condal.  

BUFETE EMBRUJADO

Se dice que el caso Rosenheim, fue el episodio más importante de la parasicología del siglo XX.

Dicho Bufete de abogados era propiedad de Herr Adam (Letrado) y estaba situado en la calle Konigstrasse nº 13 en Rosenheim (Alemania).

Todo empezó cuando los teléfonos del bufete dejaron de funcionar correctamente, en la conversaciones se oían chasquidos, había interferencias, se cortaban las llamadas, incluso en algunas ocasiones sonaban todos los teléfonos a la vez.  Era tal el caos que el encargado del bufete se puso en contacto con Siemens, la compañía que les había instalado la centralita.

La compañía estuvo varias semanas haciendo comprobaciones en cada uno de los aparatos del despacho pero no encontraron ningún desperfecto en ellos todo estaba correcto, así que decidieron poner todo la instalación nueva y todos los aparatos nuevos con el fin de que los incidentes cesaran.

Pero no solo no cesaron , si no que además las facturas de teléfono se duplicaron. El dirigente de la empresa le dijo al encargado que cambiaria de sociedad telefónica, pero además quería que le pusieran a la centralita un contador para registrar las conexiones, uno en el despacho y otro en la sede de comunicaciones.

Algo fuera de lo normal estaba sucediendo allí, ya que el contador marcaba 46 llamadas en tan solo 10 minutos. Herr Adam dijo que en cinco semanas el reloj parlante fue marcado unas quinientas o seiscientas veces y que en un solo día hasta ochenta veces.

Esto fue el 20 de Octubre y el poltergeist no había hecho más que empezar, por que ese mismo día, hubo un apagón de una fluorescente en uno de los despachos. Así contado parece normal, pero cuando llego el electricista a cambiar la fluorescente vio que esta había girado sobre sí misma antes de fundirse, algo que era imposible por las conexiones del aparato.

A partir de aquel día todos los trabajadores del despacho empezaron a vivir situaciones aterradoras y violentas que no tenían hasta el momento explicación lógica.

Había subidas y bajadas de tensión, luces apagándose y encendiéndose solas, los ruidos se apoderaban del despacho, los cuadros giraban sin control y pequeños enseres volaban por los aires como si manos invisibles las arrojaran. 

Llamaron de nuevo a los electricistas y se encontraron con que todas las fluorescentes que estaban a casi tres metros del suelo, habían sido manipuladas. Además los trabajadores vieron ante sus ojos como todas las fluorescentes giraban y se desenroscaban solas.

Herr Adam estaba desesperado ya que no sabía que hacer y decidió volver a cambiar toda la instalación de nuevo; teléfonos nuevos, fusibles incluso cambio las fluorescentes por bombillas. Además también llamó al Instituto Nacional de Parasicología de Friburgo y solicitó la ayuda del doctor Hans Bender, prestigioso Parasicólogo  para que le ayudara a resolver esta situación.

Bender y su equipo de unas 40 personas entre doctores, profesores de ciencia etc. se presentaron a principios de Diciembre.

Se instalaron varios aparatos de diferentes mediciones; fluctuaciones de voltaje, medición de niveles acústicos, un controlador de llamadas telefónicas etc. Tras la investigación del Doctor Bender y su equipo se expuso lo siguiente:

1. Los fenómenos existen, ya que han sido observados y detectados por los instrumentos de medida.

2. No hay ningún tipo de alteración magnética para que se produzcan fenómenos paranormales.

3. No se detecta ningún campo electromagnético intenso que introdujera a la producción de efectos.

4. Se producen variaciones de tensión que no proceden de alteraciones de la central transformadora.

5. No se registran fuentes ultrasónicas no infrasónicas.

6. No se detecta ninguna manipulación fraudulenta.

7. Los fenómenos observados desafiando las leyes  conocidas.

8.  La manifestación de los fenómenos es el resultado de una fuerza periódica y de breve duración.

9. Los fenómenos dinámicos y actúan sobre masas.

10. Los fenómenos se manifiestan  controlados por fuerzas inteligentes.

La investigación duró varios meses y cada vez eran más violentos los sucesos, los funcionarios padecían descargas eléctricas en manos y piernas en cuanto entraban en contacto con las máquinas de escribir, los muebles se movían de un lado a otro del despacho con mucha violencia.

Aquello era un caos pero Bender siguió su investigación y en el mes de Enero encontró una conexión entre la fenomenología y una empleada del bufete.

La auxiliar administrativa Anne Marie Schnabel era la causante  de todos los fenómenos paranormales ya que solo se producían cuando ella estaba en el despacho.

El parasicólogo le realizó a Anne Marie un estudio variado de las capacidades Psi  de la chica y los resultados fueron espectaculares.

Anne Marie de tan solo 19 años fue despedida de inmediato por Herr Adam y las manifestaciones paranormales cesaron el mismo día que la chica abandono el bufete.

 

Entre Mundos.

 

Pagina diseñada by Entre Mundos 2011

 

 

CONTACTO

Mail

Libro de Visitas

SECCIONES

Pagina Principal

Lugares Embrujados

Mansión Winchester

La Habitación 510

El Fantasma de Dorothy

Anticuario Maldito

El Museo de los Muertos

La casa sangrante

Lluvia de Piedras

la casa encantada de los Montroig

El Edificio del Duende

El Poltergeist de Enfield

La Casa de Tócame Roque

La Rectoría Encantada

Poltergeist en Barcelona

Bufete Embrujado

 

 

 

 

FOROS

- Foro General

- Foro Egipto

- Foro Mitología

- Foro El Código Da Vinci

- Foro Nostradamus

- Foro de Noticias

- Foro Leyendas

- Foro Supersticiones

- Foro Libros

AFILIADOS